Converse, un básico de cualquier armario

Origen de las Converse

La marca de deportivas Converse no ha dejado de ganar popularidad en lo últimos años, convirtiéndose en un básico en cualquier armario, pero su existencia no es en absoluto reciente. Fueron creadas en 1908 por Marquis Mill Converse. En  Massachusetts abrió su propia fábrica de zapatos, y para captar la atención del público y de las tiendas decidió crear unas zapatillas para jugadores de baloncesto, ya que en aquella época este deporte causaba furor y captaba la atención de los más jóvenes. Así nació el que sería uno de los modelos más emblemáticos del mundo del calzado deportivo: las All Star.

Historia de la marca Converse

Aquel primer modelo, diseñado a principios del siglo XX y cuya sencillez conquistó al público, se ha mantenido casi idéntico hasta nuestros días. En 1966 nació otro de los clásicos de la casa que se sigue produciendo hoy en día, las Chuck Taylor All Star. Fruto de la colaboración entre la empresa de calzada y el deportista del mismo nombre. Taylor realizó ciertos cambios en los diseños a cambio de que el nuevo modelo llevará su nombre.
En 1974, tras dos décadas de Rock and Roll que marcaron la moda en el país y en las que Converse no quiso quedarse aparte, la marca se renovó y comenzaron a fabricarse las zapatillas en diversos colores. Además se añadió el círculo blanco con una estrella azul en un lateral que todavía se encuentra en alguno de los modelos actuales.

Curiosidades

A lo largo de las décadas las Converse pasaron de ser una calzado deportivo a un símbolo para estrellas de todo tipo, desde skaters a músicos. Personajes como Jim Morrison o Kurt Cobain aparecieron el alguna ocasión llevando sus zapatillas Converse.
Durante las décadas de los 50 y los 60 las Converse se convirtieron en un símbolo de rebeldía. No debería extrañarnos ya que su propio creador abrió su fábrica de zapatos con el deseo de ser independiente de la moda y no hacer lo mismo que las demás compañías. Parece que surgió efecto ya que desde su lanzamiento se han vendido más de 800 millones de pares en todo el mundo. En un siglo la marca ha conseguido convertirse en un icono de referencia a nivel mundial.